Fiestas en tierras altas

Nivel 2

En las tierras altas de Bolivia la fiesta tiene olor y color: serpentinas, confeti, cuetillos y pinkillos en el Anata Andino; mixturas, ores, cerveza, petardos y la resonancia de los platillos en las estas patronales. El olfato aprende a distinguir los olores en la fiesta y, a la inversa, el olfato reconoce cada esta por sus olores.
El sincretismo religioso en distintos grados, siempre presente, obliga tanto a los actores como a los invitados a seguir los protocolos y rituales pertinentes: no entrar a un preste sin cerveza, ofrecer mesas a la Pachamama, vestir de gala a los santos y recibir la bendición del sacerdote y el yatiri.
La fiesta marca el calendario agrícola y religioso y enciende el anhelo de la promesa cumplida, del “encuentro”, olvidando por un momento las penas y la rutina de la vida cotidiana.







  • Comparte en: