Fiestas en tierras bajas

Nivel 2

Atrás quedaron las primeras procesiones de indígenas cristianizados que, portando velas, entonaban cánticos en las iglesias de las reducciones jesuíticas y franciscanas, mientras en la clandestinidad, a la luz de la luna, indígenas no evangelizados practicaban sus danzas en la selva. Hoy sus descendientes, acompañados de flautas, tambores y violines, dan vida a las fiestas de la Amazonía y el Chaco, en una simbiosis cultural fruto de la colonización, pero también como expresión del mestizaje contemporáneo entre áreas rurales y urbanas en un mundo globalizado.
Durante el carnaval, la exuberancia del paisaje se refleja en las vestimentas autóctonas en las que plumas multicolores conviven con lentejuelas brillantes y luces.







  • Comparte en: