Bloque Puma

El puma, felino americano, es un animal mítico y simbólico en varias de las culturas indígenas americanas, principalmente de las que se desarrollaron en la zona de los Andes. Considerando un animal sagrado que transita tanto el mundo terrenal como el sobrenatural, es símbolo de inteligencia, fuerza y poder. La importancia que ha adquirido este animal en el imaginario de culturas fundamentales para Bolivia como la tiwnakota, se ve reflejada en las diferentes representaciones del mismo en piedra y cerámica.

El Bloque Puma tiene como eje fundamental la revalorización de las culturas prehispánicas y la lucha de los pueblos originarios a lo largo de la historia. Se inicia con los primeros pobladores del territorio que hoy abarca Bolivia, recorre las diversas culturas prehispánicas de tierras altas y bajas, reflexiona sobre la resistencia y la rebelión de los pueblos originarios frente al sistema colonial y su persistencia bajo el sistema republicano, y concluye con la figura del Presidente Evo Morales.



Ver mapa
Nivel 1
Desarrollo de las primeras culturas

La presencia humana en el territorio que hoy se conoce como Bolivia se remonta a unos 12.000 años, largo período durante el cual hombres y mujeres fueron asentándose en diversas regiones y aprendieron a utilizar los recursos naturales. Inicialmente fueron nómadas y se dedicaron a la caza, la pesca y la recolección. Mucho tiempo después se inició la domesticación de animales, sobre todo de camélidos como la llama y la alpaca, y comenzó el cultivo de plantas como el maíz, la papa y la yuca, proceso que los llevó a establecerse en sitios de nidos y construir aldeas. Empezaron a trabajar la lana, el barro y diversas fibras vegetales con las que elaboraron objetos diversos.

El crecimiento de la población y la necesidad de lograr mejores niveles productivos llevó a estas sociedades aldeanas a establecer una división del trabajo y esto generó, a su vez, el surgimiento de un grupo de poder relacionado generalmente con actividades mágicas y religiosas. Así nació el Estado.

Varias culturas se desarrollaron durante este largo tiempo, entre ellas: Viscachani, Lípez, Chiripa, Wankarani y Tiwanaku en las tierras altas y Ñuapua y Moxos en las tierras bajas.



Ver mapa
Nivel 2
Las culturas originarias y el hecho colonial

Desde el siglo XI el pueblo aymara, conformado por señoríos independientes, ocupó varios lugares del altiplano y del valle del actual territorio boliviano. Hacia el año 1470 los incas, conquistaron a los aymaras mediante alianzas y acciones de violencia, reorganizando el territorio y estableciendo un sistema de administración centralizado. Fue entonces que se produjo la invasión española, resistida de diversas formas por los pueblos del Kollasuyo.

El segundo piso del Bloque Puma se encuentra dividido en tres áreas: señoríos aymaras, presencia inca y periodo colonial.



Ver mapa
Nivel 3
Sublevaciones indígenas la lucha de los pueblos originarios

Esta planta del museo aborda el largo proceso histórico que se extiende desde la sublevación de 1780 - 1782 en la cual se destacaron Tomás Katari en Chayanta y Túpac Katari en La Paz hasta el acceso al poder del primer presidente indígena, Evo Morales Ayma.

Durante estos dos siglos los pueblos indígenas han vivido una serie de acontecimientos en los que participaron de forma activa. Este recorrido cuenta su historia y la de sus principales líderes: Túpac Katari, Andrés Guayocho, Apiaguayqui Tumpa, Pablo Zárate Willka, Santo Marca T'ula y muchos otros menos reconocidos. Ellos lucharon por los derechos de los pueblos indígenas y la descolonización de Bolivia.

  • Comparte en: