Primeras culturas en tierras bajas

Nivel 1

En las islas de bosque y los sectores altos de los llanos de Moxos se asentaron grupos de población desde el 900 a.C. Cultivaron maíz, yuca, tabaco y otros productos, además de dedicarse a la caza y la pesca. A medida que la población fue creciendo, las culturas aldeanas de Moxos fueron consolidando sociedades más complejas y jerárquicas. Las autoridades guiaron la construcción de lomas, camellones, diques, terraplenes y zanjas, con los que lograron controlar las inundaciones. Como sus viviendas estaban construidas de barro y madera, no quedan rastros de ellas; así, el vestigio más importante es la cerámica.

Se sabe que en la región de Santa Cruz, en Grigotá, sus pobladores utilizaban hachas de piedra con las que practicaron una agricultura incipiente y construyeron sus casas de forma circular. En los valles cruceños existieron aldeas desde hace 2.000 años. Lo más característico de su cultura fue la cerámica y los entierros en grandes urnas.

Las sociedades de las tierras bajas mantuvieron relaciones con grupos de los valles y tierras altas. Intercambiaban alimentos, medicinas y bienes de prestigio como pieles, plumas, madera dura, tintes naturales y fibras vegetales, que eran trocados por objetos de piedra, metal, tejidos y otros productos.







  • Comparte en: